Showcooking, la cocina en vivo


Salir a comer ya no es solo ir a un restaurante, sentarse y disfrutar de un buen plato; los clientes aspiran a más y esperan un plus que satisfaga sus expectativas.

Cada día hay más restaurantes que tienen sus cocinas a vistas de los clientes, es una manera de transmitir confianza al púbico así como proporcionar cierto interés hacía la forma de trabajo de los cocineros. Pero, ¿qué opináis si a esto le añadimos ver cómo cocinan en directo?


La cocina en vivo se ha convertido en una estrategia de marketing que tiene como objetivo atraer a un público cada vez más exigente y ya sabéis eso que dicen… renovar o morir. Por eso hoy, os hablamos de la tendencia showcooking.


¿De dónde proviene este concepto?


Este término surgió con la preparación en un plató de televisión con una intención meramente lúdica. El showcooking tiene su origen muchos años atrás, cuando los cocineros realizaban sus platos delante de los comensales como una forma de arte, ya que cuanto más prestigioso era un chef o más técnicas conocía, más le gustaba exponerse ante los clientes para la elaboración de los platos.


Llegando al siglo XX empezó de nuevo a cocinarse delante del cliente por parte de los “Maîtres”, quienes terminaban la cocción de algunos platos en un “rechaud”, utensilio para cocinar y flambear platos a la vista del cliente, y encima de una mesa auxiliar que se utiliza con la finalidad de emplatados. Podemos decir que es uno de los inicios del SHOWCOOKING de nuestros tiempos, pues tal y como lo conocemos empezaría a implantarse con los servicios de buffet en la hostelería a mediados de los 70′.


¿Cuáles son sus beneficios?


1. A esta tendencia se le puede sacar gran rentabilidad, ya que, trabajar con producto fresco del día aporta la posibilidad de ir cambiando productos según la demanda de los clientes.

2. Tal y como hemos comentado anteriormente, con este concepto se gana visibilidad, ya que, proporcionas la oportunidad de mostrar a tus clientes la calidad de tu producto así como de tu cocina.


3. Se demuestra transparencia. Una cocina a la vista de todos los clientes, donde no hay trampa ni cartón, solo producto a la vista otorga sensación de limpieza, orden y seguridad alimentaria, además de confianza en el comensal, un showcooking a la altura de las crcunstancias y un cocinero técnicamente impecable. La conclusión es que aumentará la confianza del cliente.

4. Se generará valor y satisfacción. Toda esta experiencia se traduce en un cliente satisfecho, que a la vez se puede convertir en reseñas positivas por las redes sociales y canales digitales. Además, supone otorgar personalidad y especialización a tu negocio. Por ejemplo, transformar una zona del bugger de hotel en un show cooking de arroces; esto hará que te conozcan en la zona por esa especialización.



Lo que estamos de acuerdo es que en vivo o por televisión, nos gusta ver lo que comemos y el arte de su elaboración, ¡¡incorpora el SHOW COOKING!!

80 vistas